La Primera de Muchas

17888097_1259379007502561_1214337678_nAyer fue un día triste para el socialismo español. Ayer, mientras seguíamos discutiendo sobre un proceso interno que cada día que pasa nos va enfrentando un  poco más, murió a los 46 años Carme Chacón a causa de problemas cardiacos.

Carme Chacón materializaba gran parte del ideario socialista. De familia humilde, gracias a sus profundas convicciones progresistas, a su gran trabajo como concejala de Esplugas de Llobregat y a su labor como observadora en la OSCE  , consiguió hacerse  un hueco en el mundo de la política. Fue una férrea defensora de la “Nueva Vía” de Zapatero y todos los valores que ella representaba, convirtiéndose en una de los miembros  más populares del gobierno del presidente socialista.

Carme Chacón fue la primera mujer en llegar al cargo de  Ministra de Defensa  en España, pero no fue sólo eso, fue mucho más.

Carme Chacón fue la imagen de una nueva  España, de una España que dejaba atrás las viejas formas del pasado y se montaba en el tren del siglo XXI con destino a una nueva configuración de la estructura social; donde las mujeres, las minorías  y la tolerancia… ahora sí, irían adquiriendo poco a poco un papel de mayor protagonismo en la vida pública. Una España que pasó de envidiar las políticas sociales de sus vecinos de Europa, a convertirse en todo un ejemplo  en  materia de igualdad, de libertad de religiosa  o de ayuda a la dependencia.

Carme Chacón fue una mujer valiente, valiente y trabajadora, que lidió y se sobrepuso frente a  los más desazonados  comentarios del sector más arcaico y primitivo de la sociedad española. Carme fue aquella mujer que a los 5 días de su nombramiento como ministra, estando embarazada de 7 meses fue a visitar a las tropas españolas en Afganistán y la que desde aquel día volvió a hacerlo otras 17 veces, derribando prejuicios y abriendo mentes. Fue la misma que se presentó a liderar el PSOE en unas primarias, elevando el nivel del debate de forma exponencial, y que tras su derrota (con el 49% de los votos) contra Alfredo Pérez Rubalcaba, dejó  paso sin obstaculizar, arropando a su compañero en todo momento y dándole su apoyo. Fue una mujer que luchó día a día por construir un país diferente, un país donde las mujeres pudieran decidir ser iguales, un país en el que el partido socialista mantuviera en primer plano la contienda contra el machismo y la violencia de género, un país donde se entendiera que no hay ningún hombre detrás de los logros de una mujer. Por todas estas razones y muchas más, ayer fue un día triste para el socialismo. Y mañana lo seguirá siendo.

¡Manden firmes!

Vicente Gutierrez Ortega

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s